Reconstruyendo el Pasado (Un Pasado Diferente nº 13) por Oswaldo Enrique Faverón Patriau

November 12, 2018

Reconstruyendo el Pasado (Un Pasado Diferente nº 13)

Título: Reconstruyendo el Pasado (Un Pasado Diferente nº 13)

Nombre del archivo: Reconstruyendo El Pasado Un Pasado Diferente No 13.pdf

Fecha de lanzamiento: May 30, 2017

Número de páginas: 208 páginas

Autor: Oswaldo Enrique Faverón Patriau

Hace 9 mil años el Parque Nacional «Los Glaciares» estaba poblada por cazadores y recolectores. ¿Cómo podemos saber a qué se dedicaban y cuáles eran sus costumbres? Los arqueólogos intentan resolver estos enigmas a partir de la investigación de los restos de estos pobladores.
Construir algunos de los inventos que Leonardo da Vinci dejó en planos, forjar armas antiguas, como cuchillos y hachas, con materiales rudimentarios de la Edad de Piedra o modelar en 3D antiguos templos romanos parecen labores para escenificar el pasado en un set cinematográfico.
Sin embargo, la reconstrucción de objetos y escenarios pasados son parte de las herramientas de la arqueología experimental, una disciplina que empujada por grandes avances en física e informática, ha revivido el pasado y se adentrado en él.
Con diferentes técnicas, la arqueología recrea y experimenta el pasado: pone a prueba hipótesis sobre las características y uso originales de herramientas antiguas o vestigios de sitios arqueológicos mediante su reconstrucción integral.
Otras tecnologías que apoyan a la arqueología experimental son los escáneres láser, la espectrometría y las tecnologías de percepción remota satelital, que identifican materiales y determinan las dimensiones y características de los restos.
En México, se adaptó un acelerador de partículas para analizar piezas arqueológicas sin tocarlas. El acelerador Pelletron fue modificado para proyectar un haz de protones, que al incidir en la superficie de un objeto generan emisiones de rayos X. Cada una de éstas tiene una «huella», que al interpretarse revela la composición del objeto estudiado. También identifica canteras particulares (si se trata de minerales) o las técnicas empleadas por diferentes civilizaciones. También se analiza los materiales de construcción, las temperaturas (a las que se cocieron) y cómo eran los hornos.
Otro recurso usado por los arqueólogos experimentales es la modelación en escenarios 3D, con ayuda de programas especiales que permiten reconstruir virtualmente antiguas edificaciones de las que sólo quedan vestigios.
Con la modelación es factible proyectar escenarios simulados por computadora, para establecer comparaciones con los registros arqueológicos disponibles y afinar o replantear las hipótesis de trabajo.
Un ejemplo es la labor de científicos de las universidades de Carolina de Norte y Arizona (EU), quienes utilizaron estas modelaciones para simular diferentes prácticas en el uso de los suelos (ganadería intensiva, pastoreo, quema de remanentes de cultivos) en una porción de tierra en el sureste de Asia.
La modelación por computadora es un nuevo enfoque en este campo de investigación. La arqueología nos permite aprender sobre el pasado, pero estos métodos incluso podrán predecir el futuro.
¿Cómo averiguar las técnicas de construcción que utilizaron antiguos pobladores? Una alternativa sería construirlas a partir de materiales modernos idénticos a los que estaban disponibles en la época precolombina.
Se han desarrollado instrumentos para analizar piezas arqueológicas e interrogarlas sin necesidad de tocarlas o de extraer fragmentos de muestra. Una de ellos está basada en la tecnología PIXE (emisión de rayos X por inducción de partículas).
Científicos descubrieron, gracias al ADN, pruebas de que el hombre habitó Norteamérica hace 130.000 años. Un equipo halló la osamenta de un mastodonte y utensilios de piedra con marcas de una intervención humana de unos 130.000 años de antigüedad, echando por tierra todas las teorías sobre la llegada del hombre a América que la databa a hace 14,500 años.
La tecnología del ADN da saltos, y reconstruye el origen del sujeto en estudio. Ahora, es posible extraer el material genético de los sedimentos. Cuando esta técnica se generalice, se podrá buscar restos de todas estas especies para estudiar su evolución y reconstruir los ecosistemas. La ciencia nos está enseñando a viajar al pasado de un modo que ni la ciencia ficción lo imaginó.

Leer on-lineReconstruyendo el Pasado (Un Pasado Diferente nº 13) Reconstruyendo el Pasado (Un Pasado Diferente nº 13) DescargarReconstruyendo el Pasado (Un Pasado Diferente nº 13) Reconstruyendo el Pasado (Un Pasado Diferente nº 13)

Libros Relacionados